Atención a las Necesidades Educativas Especiales

Trastorno de hiperactividad con déficit de atención

Definición:

El niño hiperactivo es aquel que por diferentes causas presenta una conducta desajustada, la cual se manifiesta principalmente en una excesiva actividad motora, la incapacidad para mantener la atención de forma sostenida en situaciones concretas y la falta de control de sus impulsos, lo que le produce una serie de dificultades asociadas de carácter emocional, físico, social y pedagógico.

Características del niño hiperactivo:

A) Síntomas primarios

– Actividad motora excesiva:
Se refleja en la incapacidad para estar quieto durante un tiempo razonable.

– Falta de atención:
Se conoce como "déficit de atención". Es la incapacidad para mantener la atención de forma sostenida. También se le conoce como conducta inatenta y repercute principalmente en el acceso a los aprendizajes escolares. Este déficit de atención posiblemente es causado por la relativa incapacidad para controlar los impulsos (impulsividad), lo que provoca una acusada dispersión en su conducta.

– Impulsividad:
Se dice que son impulsivos porque actúan según el estímulo del momento (el estímulo más inmediato), sin pensar en las consecuencias. Esta circunstancia se da por la incapacidad para inhibir las conductas que provoca el estímulo entrante, lo que se resume en falta de autocontrol.
Teoría que da explicación a esta incapacidad para la inhibición y el autocontrol:
La hiperactividad se produce como consecuencia de la incapacidad del cerebro para nivelar las respuestas excitadoras y las inhibitorias ya que puede haber sustancias químicas que actúan como neurotransmisores en el sistema inhibitorio, tales como la noradrenalina, que parece no encontrarse en cantidad suficiente en las neuronas de los sujetos hiperactivos.
Hay cierta medicación que en ocasiones es utilizada para conseguir un mejor rendimiento de las neuronas en su sistema inhibitorio, lo que provoca una notable mejora en la capacidad de atención y concentración. La medicación tiene un efecto casi inmediato y una duración parcial de 4 horas aproximadamente después de la ingesta.

B) Síntomas secundarios o problemas asociados

– Problemas de relación con los demás:
En ocasiones sufren la exclusión por parte de sus compañeros debido a su comportamiento:

* Inmaduro. Lo que hace que no respeten las reglas de los juegos, que hagan excesivas llamadas de atención al adulto, etc.
* Mentiroso. La mayoría de las veces para llamar la atención y otras veces para salir de los problemas que les causa su actitud.

– Períodos cortos de sueño
– Baja autoestima
– Agresividad:
Aparece como consecuencia de la incapacidad para controlar los estímulos.
– Rendimiento escaso de la memoria
– Emotividad alterada
– Dificultades de aprendizaje.
La mayoría de estas dificultades son generadas por la incapacidad para mantener la atención y la concentración. Las dificultades más relevantes son:

* Escaso rendimiento de la memoria.
* Dificultades en aritmética.
* Lectura pobre.
* Bajo rendimiento de la comprensión lectora.
* Disgrafía, etc.

– Enuresis y/o encopresis:
– Problemas de habla:

Teorías causales de la hiperactividad:

A) De tipo biológico:

– Factores neurológicos.
– Retraso madurativo.
– Factores genéticos.

B) De tipo ambiental:

– Alimentación.
– Alergias.
– Clima familiar, etc.

Características generales que poseen los hiperactivos constatadas en diversos estudios llevados a cabo:

· No consiste en una lesión o un tumor cerebral.

· No tiene relación con la deficiencia mental.

· No se debe a una educación inadecuada.

· No se debe a los alimentos que toma.

· No se debe a problemas visuales, ni de columna vertebral.

· No está provocada por intoxicaciones, ni por traumatismos, ni por radiaciones.

· No desaparece en la adolescencia, ni en la madurez pero se puede minimizar con la adecuada intervención.

· No puede prevenirse.

· Es congénita, es decir se hereda genéticamente.

· Es más frecuente en niños que en niñas.

· Se manifiesta al año, pero no se puede asegurar que se trate de hiperactividad hasta los 5 años.

· Existen algunos fármacos que ayudan al niño en ocasiones a mantenerse más atento y quieto, lo que le permite un mejor aprendizaje.

· Es un factor de riesgo para el fracaso escolar o los problemas de relación social.

Los niños con déficit de atención sin hiperactividad:
– Diferencias importantes con los TDA – H:

a) No se mueve excesivamente; puede que sea un niño activo, pero puede pasar mucho tiempo tranquilamente sentado, callado, realizando una actividad tranquila o con un juego reposado.
b) No tiene problemas para terminar sus tareas, juegos o actividades (una vez que las empieza). Puede tardar porque se queda "ensimismado", abstraído, como "en la luna", pero, cuando se lo propone puede estar pintando, dibujando, haciendo rompecabezas o construcciones, un tiempo muy largo.

– Problemas que comparten:

– Tienen retrasos en habilidades de autonomía.
– Presentan retrasos en el aprendizaje de la lectura, escritura y cálculo.
– Pueden tener dificultades para hacer amistades; si bien no son tan rechazados por los compañeros y amigos. Incluso, bastantes de estos casos son muy apreciados por los iguales.
– No tienen graves problemas de disciplina en el colegio (al menos en los cuatro primeros cursos de Educación Primaria).
– Se dejan olvidadas sus cosas en diferentes sitios.
– Acumulan retrasos escolares y pueden llegar a tener fracaso escolar.
– En ocasiones, también presentan problemas de conducta; con más frecuencia a partir de los nueve años.

Estos niños se consideran como un subtipo clínico de los TDA-H denominado "predominantemente inatento".
Como a los TDA-H, se les ha prescrito medicamentos a base de metilfenidato, pero la realidad es que los resultados obtenidos con este tratamiento farmacológico han sido mucho menos eficaces que en los casos de los TDA-H.
Se puede afirmar de ambos que presentan "déficit de atención", pero los déficits de cada grupo son diferentes entre sí.
Todos los TDA-H tienen "déficit de atención sostenida", esto quiere decir, que les cuesta mucho mantener la atención, pero cuando atienden, aunque sea poco tiempo, se puede afirmar que "atienden bien". Obviamente, algunos de estos niños pueden presentar también dificultades de "eficacia atencional", costándoles trabajo percibir los detalles significativos de las cosas y de las situaciones, pero son una minoría dentro de este grupo.
Por el contrario, los niños con déficit de atención sin hiperactividad, no presentan de manera generalizada "déficit de atención sostenida", aunque algunos sí, pero a partir de una cierta edad. En cambio, estos niños ponen de manifiesto, desde el comienzo de su escolaridad un claro "déficit de calidad o eficacia atencional". Es decir, les cuesta percibir los detalles significativos de las cosas y de las situaciones, lo que constituye un serio problema para los aprendizajes de toda índole.

 

DA CLIC PARA DESCARGAR LA INFORMACIÓN

  1. ACTIVIDADES PARA DESPUÉS DE CLASES
  2. ACTIVIDADES PARA TRABAJAR ATENCIÓN

COMPARTE TUS ACTIVIDADES: educacion_especial_zona12@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: